FIESTA DEL CORDERO

La fiesta del cordero es el día grande del año para todos los musulmanes del mundo. En concreto, se celebra el décimo día del mes de Zil-Haij, el último del año, justo 70 días después del Eid al-Fitr, nombre de la festividad que da por concluido el Ramadán.

Esta festividad conmemora el pasaje, recogido tanto en la Biblia como en el Corán, en el que Dios solicita a Abraham sacrificar a su hijo Ismael como un acto de obediencia hacia él. Finalmente, cuando Abraham está a punto de llevar a cabo el sacrificio, Dios interviene para proporcionarle un cordero que será el animal que servirá como ofrenda y evitar la muerte del primogénito. En la actualidad, la fiesta del cordero sirve para recordar que el Islam es obediencia, sumisión y gratitud.

Una celebración de buen ambiente y de generosidad

En el día del Aid al-Adha es costumbre que los musulmanes acudan a la mezquita a orar ataviados con sus mejores trajes. Luego, la comida suele realizarse en unas zonas abiertas, denominadas musallas, a las afueras de la ciudad. La fiesta del cordero es una celebración en la que prima el buen ambiente y la generosidad y que sirve como pretexto para unir a las familias y los pueblos.